Unknown¿Algunas vez le diste muchas vueltas a la resolución de un problema para luego encontrar que la solución era más simple de lo que pensabas? Todos hemos estado ahí. Es por eso que nos asombramos cuándo un niño pequeño, desde su percepción simple, nos presenta cualquier solución, clara y llanamente.

¿Por qué nos hemos vuelto tan complicados con el tiempo? Es una cuestión de acumulación. Con la finalidad de auto protegernos, nos hemos aferrado a un sistema de creencias y acciones para evitar cualquier asecho que nos presente la vida. Un ejemplo sería la procuración de nuestra “eterna juventud”, que va desde hacer ejercicio hasta las cirugías, o bien, practicar Yoga incesantemente para no enloquecer de estrés. El ejercicio, las cirugías, y/o el Yoga no son malos en sí, el problema reside en los motivos por los cuáles abordamos las acciones. La preservación de un aspecto joven puede ser incitado por un paradigma cultural y actual, dónde la vejez no es bien vista. Pero subyacente a tal idea que sostenemos (consiente o inconscientemente), habitan nuestras emociones más primitivas como el miedo, la ignorancia, la aversión, el apego o la identificación. Estas emociones, que en sánscrito se les denominan kleshas o obstáculos, son producto de la acumulación de experiencias de vida que le han dado forma a nuestras tendencias y reacciones. Son estas las que terminan por “obscurecer” nuestra visión de lo que verdaderamente es, acerca de las cosas y de nosotros mismos.

Esclarecernos depende, más que de un esfuerzo, de una actitud y de nuestra disposición de conservarla. Existe una observancia ética en Yoga llamada aparigraha que comúnmente se traduce en no-avaricia o no-aferramiento. Esta no solo se refiere a las cosas materiales, sino a las creencias mismas. Por ejemplo, si abordáramos la práctica de Yoga con la creencia de que nos brindaría la paz mental que tanto hemos anhelado, lo único que esto haría es posicionar una expectativa sobre la práctica misma, provocando la fijación de nuestra atención en el resultado, escapándose así de nuestra percepción los frutos que esta devuelve por sí sola. Si, por el contrario, abordáramos la práctica desde nuestra curiosidad innata (que es la misma que reside en los niños), entonces quedaríamos inmersos en la pura experiencia, limpios en la mente para captar, aprender e incluso mantenernos motivados de seguir ahí, sin necesidad de esfuerzo alguno. Ahí estaríamos trascendiendo los obstáculos –kleshas- que empañan nuestra facultad de mirar claro y resolver.

¿Se te ocurre cómo el valor de aparigraha podría afectar positivamente algún otro aspecto tu vida?

Fuentes:

Georg Feurestein, The Yoga Sutras of Patanjali

Miriam Hamui

Autor: Miriam Hamui

Miriam practica yoga desde el 2001 y enseña desde el 2008. También es educadora somática certificada por la escuela de Body Mind Movement. Ella combina sensibilidad y experiencia para guiar a sus alumnos hacia la práctica introspectiva y el movimiento consiente. De su cuerpo nace su escritura, que a su vez, inspira de regreso a su enseñanza. Conoce sus clases, eventos y libros publicados en www.miriamyoga.com

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest
Tagged on:                                         

8 thoughts on “Aparigraha – Retorno a la simplicidad

  • 20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 10:04 10Sun, 20 Apr 2014 10:04:26 -050026.
    Permalink

    Volver a lo básico…a lo simple…es como cuando tienes un problema que lo piensas tanto que se transforma en algo mucho mayor,tan es asi q a veces olvidamos la verdadera simplicidad naturaleza de este y lo convertimos en algo terrible… aun siendo algo sencillo.
    Tal vez deberiamos de dejar de pensar tanto las cosas y actuar un poco mas por impulso,no crees tu?

    Reply
    • miriamhamui
      20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 11:43 11Sun, 20 Apr 2014 11:43:00 -050000.
      Permalink

      La mente es muy poderosa, Dalia. Si nos aferramos demasiado a nuestras ideas acabamos dándoles demasiada fuerza hasta el punto de verlas como realidad. El reto sería percibir, a pesar de las ideas, y entonces nuestra acción, más que ser a partir de nuestros impulsos, sería a partir de una visión más clara.

      Reply
  • 20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 13:35 01Sun, 20 Apr 2014 13:35:18 -050018.
    Permalink

    Justo es lo que necesitaba en este momento! Una solución simple… a algo que vengo dándole muchas vueltas! Y la foto… bellísima! Gracias! Alicia

    Reply
    • miriamhamui
      20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 14:02 02Sun, 20 Apr 2014 14:02:00 -050000.
      Permalink

      Gracias Alicia! Me da mucho gusto coincidir! Yo también andaba buscando simplicidad cuando lo escribí!
      Gracias por leerme

      Reply
  • 20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 13:42 01Sun, 20 Apr 2014 13:42:20 -050020.
    Permalink

    Miriam me gusto mucho!!! Es muy cierto muchas gracias!! Saludos

    Enviado desde mi iPhone

    El 20/04/2014, a las 09:14 a.m., “miriamhamui” escribió:

    >
    >

    Reply
    • miriamhamui
      20 20America/Mexico_City abril 20America/Mexico_City 2014 at 13:59 01Sun, 20 Apr 2014 13:59:05 -050005.
      Permalink

      Gracias a ti, Elvira por leerme! Es un placer compartir!

      Reply
      • 21 21America/Mexico_City abril 21America/Mexico_City 2014 at 10:20 10Mon, 21 Apr 2014 10:20:44 -050044.
        Permalink

        El proceso de eliminar creencias, pensamientos y patrones que alguna vez nos funcionaron pero que ya son obsoletos en nuestra vida, requiere de un observador como bien dices, curioso y sobre todo bien fortalecido, que es uno de los muchos beneficios de la práctica de yoga….
        Gracias Miriam, me encanta leerte…
        Patty

        Reply
        • miriamhamui
          21 21America/Mexico_City abril 21America/Mexico_City 2014 at 13:00 01Mon, 21 Apr 2014 13:00:27 -050027.
          Permalink

          Gracias por tu valiosa aportación, Patty. Fortalecernos en yoga supone más de confiarnos para soltar que de cualquier esfuerzo.
          Gracias por leerme, Patty. Me encanta compartir contigo!
          Un abrazo.

          Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *